LA OPORTUNIDAD DE TU VIDA

  ayuda

La vida es un festival de oportunidades. Momentos y circunstancias que nos invitan a salir de la adormecedora rutina en la que generalmente estamos sumergidos; acontecimientos y situaciones que nos motivan de una manera o de otra, a hacer siempre cosas nuevas; ocasiones, coyunturas, eventos, o como queramos llamarlos, que nos convocan y nos permiten, empezar a cambiar el mundo a partir de nuestro comportamiento personal.

Son puertas que se abren para que las traspasemos y empecemos a caminar por senderos que nos llevan más allá de nosotros mismos, y nos involucran en la construcción de una sociedad más justa para todos, y por lo tanto, también más humana.

Cada día que amanece trae consigo mil y una oportunidades que no podemos dejar pasar de largo, como si no hubieran existido, sino que tenemos que aprender a descubrir y a aprovechar de la mejor manera posible, para que el mundo sea un mejor lugar para vivir.

Todos los días de nuestra vida son el momento apropiado, el tiempo oportuno, para cerrar nuestro entendimiento y nuestro corazón al egoísmo y abrirlos a la generosidad que nos hace disponibles. El momento apropiado, el tiempo oportuno, para obrar el bien en lugar del mal, amar en lugar de buscar ser amados, servir en lugar de esperar ser servidos. Todos los días de nuestra vida son el momento apropiado, el tiempo oportuno para participar directa y activamente en la construcción de la “civilización del amor”, de la que hablaba el Papa Pablo VI.

Siempre habrá alguien que esté necesitando nuestra ayuda material o espiritual. Siempre habrá una palabra de aliento que podamos decir, una caricia que podamos dar, una sonrisa que podamos ofrecer, una moneda que podamos compartir.

En un mundo donde hay tanto dolor, causado por el egoísmo y la injusticia, no podemos dejar pasar de largo cualquier oportunidad de hacer el bien. Algunas veces será un “gran” bien, y otras un “pequeño” bien, pero lo importante es nuestra disponibilidad para realizarlo.

“A nadie se le puede obligar desde afuera a que crea.

Para descubrir la verdad de la fe cristiana, cada cual tiene que experimentar

que Cristo le hace bien y que la fe le ayuda a vivir de una manera más gozosa,

más intensa y más digna.

Dichosos los que creen no porque un día fueron bautizados, sino porque han descubierto por experiencia que la fe hace vivir”

José Antonio Pagola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s