PALABRAS DEL PAPA FRANCISCO

FRANCISCO 1

Hace ya dos meses que el Papa Francisco orienta la Iglesia, y con sus gestos y palabras sigue sorprendiéndonos y enseñándonos, no sólo a los católicos, sino a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, que saben mirar la realidad y descubrir la verdad, la belleza y la bondad, allí donde se encuentra.

Ha dicho y ha hecho cosas muy interesantes, que seguramente dejarán huella en la mente y el corazón de muchos. Sus palabras, aparentemente corrientes y sencillas, se hacen elocuentes y sabias por su manera de hablar, su actitud permanentemente acogedora, y la cercanía que manifiestan sus gestos y sus costumbres cotidianas. Estas son algunas de sus palabras que vale la pena meditar y recordar.

“¿Qué significa que Jesús ha resucitado?… Significa que el amor de Dios es más fuerte que el mal y la muerte misma, significa que el amor de Dios puede transformar nuestras vidas y hacer florecer esas zonas de desierto que hay en nuestro corazón”.

“El camino del amor, el camino del Evangelio, es sencillo: es el camino que han comprendido los santos”.

“La Iglesia siempre va entre la Cruz y la Resurrección, entre las persecuciones y los consuelos del Señor. Y éste es el camino: quien va por este camino no se equivoca”.

“La ternura no es la virtud de los débiles, sino más bien todo lo contrario: denota fortaleza de ánimo y capacidad de atención, de compasión, de verdadera apertura al otro, de amor”.

“El odio, la envidia, la soberbia ensucian la vida”.

“No se pueden construir puentes entre los hombres olvidándose de Dios. Pero también es cierto lo contrario: no se pueden vivir auténticas relaciones con Dios ignorando a los demás”.

“¿Somos capaces de llevar la Palabra de Dios a nuestros ambientes de vida? ¿Sabemos hablar de Cristo, de lo que representa para nosotros, en familia, con los que forman parte de nuestra vida cotidiana?”

“¡Sintamos la alegría de ser cristianos!… ¡Tengamos la valentía de ‘salir’ para llevar esta alegría y esta luz a todos los lugares de nuestra vida!”.

“¡Las primeras en ser testimonios de la Resurrección son las mujeres. Y ello es bello, es un poco la misión de las mujeres, de las mamás, de las abuelitas. Dar testimonio a sus hijos y nietos de que Jesús está vivo, vive ha resucitado. Mamás y mujeres ¡adelante con este testimonio!”.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s